Infraleves

La «economía social» y sus estadísticas: Sociedades Cooperativas y Sociedades Laborales

Tras comentar en el último post de Las Indias dedicado al debate del planteamiento de una incubadora de empresas comunitarias que están desarrollando Los Indianos y que hacen partícipes a todos a través de su bitácora, David me ha contestado y me ha propuesto dirigirme a los datos sobre «economía social» sobre los que le había preguntado. Encantado, he ido a comprobar qué información nos proporciona el Estado español al respecto.

Resulta que no se encuentran dichos datos en la misma web, y por lo tanto está “roto” el enlace que dirigía al tercer trimestre de 2009 (estos son los de la nueva web). No puedo comprobar si son exactamente los mismos datos los de ese año a los de 2012, así que recojo las distinciones que hace el Ministerio de Trabajo, estadísticamente hablando, para exponerlos en este blog.

Las estadísticas sobre la «economía social» se presentan dividas en estas 3 secciones:

  • Sociedades Cooperativas constituidas y Sociedades Laborales registradas
  • Sociedades Cooperativas y Laborales en situación de alta en la Seguridad Social
  • Sociedades Cooperativas en situación de Alta en la Seguridad Social por Clase

Datos premonitorios

La primera ayuda a conocer la evolución de las Sociedades Cooperativas y las Laborales registradas, de nueva creación durante el trimestre. He optado por el segundo semestre porque es del último del que se tienen datos. En cuanto a las S.Coops. se puede observar que la evolución de la aparición de nuevas empresas con esta forma jurídicas (.pdf), ha mantenido una constancia durante el 2011 y llegados al 2012, como queriendo reivindicarse al denominarse como ‘El año de las cooperativas’, mostró durante el primer y segundo semestre un repunte en el número de S.Coops. constituidas y por tanto, de sus socios. En cambio, no se observa en la evolución trimestral de la creación de nuevas Sociedades Laborales (.pdf), tanto anónimas como limitadas, un repunte positivo en 2012 con respecto a anteriores trimestres, mantiendo una constancia positiva.

La segunda clasificación para la presentación de datos estadísticos, Sociedades Cooperativas y Laborales en situación de alta en la Seguridad Social, nos revela algunos puntos incontestables. Mientras las empresas S.Coop. se han reducido durante el tercer trimestre de 2012 (.pdf del último trimestre del que tenemos datos), la cantidad de Sociedades Anónimas ha decrecido un 2’2% y las Sociedades Limitadas un 2’4%. Esto habla claramente en favor de las Cooperativas y sobre su resiliencia que, al final del post ampliaremos en este aspecto con más datos.

La tercera sección, ‘Sociedades Cooperativas en situación de Alta en la Seguridad Social por Clase’, quizá pueden ser datos menos útiles para esta entrada pero, por si es de interés, enlazo las distintas formas de presentar los datos de 2011, tanto comparados con 2010, como únicamente datos de 2011 (.pdf).

Comparativa de las S.Coops. frente a las SLs

economia-social-comparativa-cooperativas-sociedades-laboralesSegún lo comentado en el post sobre las formas jurídicas escrito por David, ‘¿Qué implica elegir «forma jurídica» para una compañía comunitaria?‘, la forma jurídica que más se ajustaría sería una Cooperativa (S.Coop.). En base a lo que reflejan los datos que hemos visto hasta el momento, también indican que es la opción a elegir aunque con los datos aportado hasta el momento en el post, aún no se podría tomar la decisión correcta con seguridad.

Características de los trabajadores de la Economía Social‘ es el pdf que compara las SCoops y las SLs situando como eje a los trabajadores de dichas empresas. Nos quedamos con los datos del tercer trimestre de 2012 que es el último dato del que tenemos constancia y, además, es el udpdate de lo que David expuso referido al tercer trimestre de 2009. La primera conclusión es que se mantienen los mismos buenos datos en favor de las SCoops, situándolas como primera opción para empresas comunitarias y, aún más si cabe, bajo el contexto de una futura incubadora promovida por los indianos que sitúa como principales elementos a los emprededores, a las personas que a las finales son la empresa comunitaria.

Por sexo, las SCoops son mucho más igualitarias siendo sus porcentajes, 52’8% trabajadores y 47’2% trabajadoras. En cambio, las Sociedades Laborales Anónimas Limitadas presentan un 62’4% y un 37’6% respectivamente y, las Sociedades Laborales Anónimas se llevan la palma de la desigualdad, con un 73,5% y un 37’6.

En todo lo demás, la distribución de los trabajadores en las sociedades de «economía social», presenta mejores porcentajes en SCoops que en SLs o parejos. Por ejemplo, en cuanto a trabajadores con contrato indefinido y temporal, las SCoops presentan un mayor porcentaje que las SLs en trabajadores indefinidos. En el documento inicial, Características de los trabajadores de la «economía social», están el resto de comentarios sobre los datos que pueden ser de utilidad para el que quiera ampliar información.

Resiliencia en la «economía social»: Cooperativas y Sociedades laborales

La resiliencia en la «economía social» la podemos encontrar reflejada en la sección ‘Supervivencia de las Sociedades de la Economía Social’, que el Ministerio de Trabajo nos proporciona. Nos ofrece distintos desgloses en 10 archivos distintos, siendo los más interesantes para este caso los dos primeros.

El que versa sobre la supervivencia ‘De las Sociedades de la Economía Social‘ (.pdf), nos demuestra que respecto al origen no existen datos en la actualidad de Sociedades Limitadas Laborales a partir del año vigésimo tercero, por lo tanto, la menos resiliente sería ésta forma jurídica. Le seguiría la Sociedad Anónima Laboral con un 17’17% de supervivencia con respecto al origen y, con un punto porcentual más, las Sociedades Cooperativas.

El segundo documento que aquí comentamos es el ‘De la supervivencia De los trabajadores de la Economía Social‘ (.pdf), que coincide como era de esperar con los anteriores datos (no existen datos de Sociedades Anónimas Laborales a partir del vigésimo tercer año, tampoco trabajadores a partir de ese mismo año). En este punto, llegamos de nuevo, a lo que significan las Cooperativas bajo el contexto de la «economía social» y también de la economía en general.

Se ha reducido el número porcentual de trabajadores en cooperativas con respecto al origen, hasta llegar a un 46’49% en el vigésimo sexto año pero, el dato del número de trabajadores de Sociedades Anónimas Laborales han sufrido una reducción aún mayor, quedándose en un 24’41, siendo casi la mitad.

Conclusión

Las Sociedades Cooperativas sostienen la supervivencia de las empresas de la «economía social» y también del empleo. Sin duda, es sinónimo de resiliencia la forma jurídica S.Coop.y, también lo es del Modo de Producción P2P.

Hacer realidad una incubadora de empresas comunitarias como la que debaten los indianos, en la que los trabajadores se sitúan por delante de otros factores a tener en cuenta como fundamentales, debería ser creando a las nuevas empresas como Sociedades Cooperativas. Podemos afirmar que esta forma jurídica es, al igual que desde Las Indias indican, la mejor opción al promover con su estructura la igualdad con respecto al sexo de los trabajadores, al representar empresas más resistentes que las SLs y al aportar puestos de trabajo notoriamente más resilientes que las SLs.

Written by Juan

2013/01/30 a 1:17

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Tremendo trabajo te has pegado!! Gracias!!

    David de Ugarte

    2013/01/30 at 7:30

    • Hola David! Intenté desarrollarlo un poco jeje. Gracias a vosotros, que estáis proponiendo la incubadora de empresas comunitarias. Espero que sirva el update🙂

      Juan

      2013/01/30 at 19:27

  2. Gracias por tu interesante y excelente aportación Juan.

    Me alegra comprobar que la opción Cooperativa se vaya abriendo paso en este contexto dominante capitalista, a pesar de las muchas dificultades, condicionantes, limitaciones y servidumbres.

    Una vez que ya empezamos a saber conscientemente, que no podemos ser autosuficientes individualmente en todo cuanto podemos necesitar y que necesariamente debemos colaborar solidariamente con los demás.

    Necesitamos emprender cada uno y todos juntos, todo tipo de iniciativas, que aunadas a muchas otras, aunque dispersas, promuevan el cambio que necesitamos que ya se está produciendo, por una cultura horizontal colaborativa en que todas las iniciativas fluyan en la misma dirección del Bien Común en lo esencial de los seres humanos.

    En mi opinión en algunos aspectos esenciales, el modelo Cooperativo, comete parecidos errores que el modelo capitalista, a saber: Los ciudadanos como consumidores, somos quienes hacemos el mayor esfuerzo y pagamos el importe final con nuestros actos de compra y, somos quienes creamos empleo y generamos beneficios a la sociedad.

    Los grandes ausentes en participar en los beneficios económicos monetario somos los consumidores. Esta anomalía, debe ser subsanada cuanto antes, si queremos sentar las bases de un modelo productivo equilibrado, ético, justo, colaborativo y fidelizado. Se necesita cambiar el modelo productivo, de modo que el “beneficio compartido” entre todos quienes lo generamos con nuestros actos, facilite el equilibrio productivo generando pleno empleo.

    Añadir que hace años detecté esta anomalía, diseñando un sistema que denomino “REEP”, que permite “compartir el beneficio” “share profits” generado por las acciones de compra venta de las partes, permitiendo autofinanciar multitud de actividades, además de constituir un ahorro monetario efectivo a futuro por parte de los compradores y demás interesados, estableciendo una relación de fidelización y eficiencia.

    Espero y confío que este sistema o parecido sea una realidad.

    Un gran abrazo.

    montejbquisiera

    2013/01/30 at 10:04

    • Hola Juan Bernardo.

      Sobre las formas jurídicas para empresas comunitarias, ¿conoces alguna forma jurídica que podría ser interesante éste tipo de empresas? Los indicios hasta el momento llevan a pensar que es la forma jurídica idónea para fomentar bajo una incubadora de empresas comunitarias sobre la que están debatiendo los indianos.

      Un abrazo.

      Juan

      2013/01/31 at 1:01

      • Hola Juan.

        Efectivamente como dices, posiblemente el sistema sea ideal desarrollarlo en una org como forma jurídica para fomentar como enredadera en una incubadora de empresas comunitarias, según el rol que emplean los indianos.

        Mi disposición es ofrecer este sistema y formulación a quién pueda interesar con la información de la fórmula, medios necesarios y plan de negocio a realizar según proceda que,
        puedo enviar en PDF a quien lo solicite.

        Está a falta de una presentación general de comercialización y las personalizaciones según los interesados, además de la programación de la plataforma informática con soporte en internet que está diseñada. Quizás pueda servir el softw Bazar de Garum como base y estructura. Dispongo de la herramienta básica en Excel, así como el plan contable integrado con el sistema REEP, que estoy utilizando en la fase piloto en un sector concreto y en las demos de evaluación.

        Un abrazo.

        montejbquisiera

        2013/01/31 at 11:04

        • Una organización, tanto con fines de lucro como sin ellos, deberá tomar una forma jurídica específica (org como forma jurídica no existe) . Aquí en concreto hemos comentado las SCoops y las SLs dentro de la «economía social». Lo que desarrollas en el comentario es una propuesta propia. Ánimo con ello y espero que vaya bien la iniciativa Juan Bernardo.

          Un abrazo

          Juan

          2013/02/01 at 0:57

  3. […] La «economía social» y sus estadísticas: Sociedades Cooperativas y Sociedades Laborales […]

    Enlaces compartidos

    2013/01/31 at 7:00


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: