Infraleves

Bolivia y el Estado

Interesante entrevista a Álvaro García Linera sobre la actualidad política y económica que está viviéndose en  Bolivia.

–¿Cómo caracterizar el modelo económico que se ha puesto en práctica? ¿Es una expresión del socialismo en el siglo XXI? ¿Es una modalidad de posneoliberalismo?

–Básicamente posneoliberal y de transición poscapitalista. Se ha recuperado el control de los recursos naturales que estaba en manos extranjeras, para colocarlo en manos del Estado, dirigido por el movimiento indígena (gas, petróleo, parte de los minerales, agua, energía eléctrica); en tanto que otros recursos, como la tierra fiscal, el latifundio y los bosques, han pasado a control de comunidades y pueblos indígeno-campesinos.

La evolución en este país ha sido hacia un nacionalismo más acusado que, según el entrevistado, es llevado a cabo por los ciudadanos. ¿Son los ciudadanos los que han sabido tomar el poder y asi mejorar lo que reciben?¿o es el Estado el que ha querido acercarse a los ciudadanos para evitar tensiones con los mismos? Más bien lo segundo. El Estado se ha hecho fuerte convenciendo a los ciudadanos de que éste trabaja para ellos de una forma directa y desconozco hasta qué punto es así. Con esta estrategia el Estado se ha ganado a parte de la población y además ha obtenido mayor poder. Buena maniobra. El siguiente párrafo lo he elegido por otros motivos.

Hoy el Estado es el principal generador de riqueza del país, y esa riqueza no es valorizada como capital; es redistribuida en la sociedad a través de bonos, rentas y beneficios sociales directos de la población, además del congelamiento de las tarifas de los servicios básicos, los combustibles y la subvención de la producción agraria. Intenta priorizar la riqueza como valor de uso, por encima del valor de cambio. En ese sentido, el Estado no se comporta como un capitalista colectivo propio del capitalismo de Estado, sino como un redistribuidor de riquezas colectivas entre las clases laboriosas y en un potenciador de las capacidades materiales, técnicas y asociativas de los modos de producción campesinos, comunitarios y artesanales urbanos. En esta expansión de lo comunitario agrario y urbano depositamos nuestra esperanza de transitar por el poscapitalismo, sabiendo que también esa es una obra universal y no de un solo país.

No sé si ocurre así en Bolivia, tal cual se comenta en la entrevista (Estado distribuidor de riquezas y potenciador de las capacidades), no conozco como debería la situación de dicho país. Pero me ha parecido que los Estados, si actuasen como se describe en el párrafo anterior, no sufrirían una descomposición, o al menos no tan distinguible, como la que se vive Grecia y a la que pueden seguir diversos países en el futuro que viene. Este cambio, esta forma de proceder del Estado, es una huida en realidad. Huir de lo que los ciudadanos requieren y de lo que contexto actual transnacional clama (globalización 3.0), logrando hacerse pasar por un elemento para el colectivo, útil, relevante, casi imprescimdible, pero que en definitiva es pura supervivencia.

Written by Juan

2012/02/14 a 8:21

Publicado en citas-frases, micro-posts

Tagged with , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Puf… el modelo de Linera siempre fue el del «estado corporativo» peronista (que era a su vez la misma del franquismo). No lo digo yo, me lo dijo él en Madrid hace unos años siendo ya vicepresidente. La realidad boliviana, por cierto, no es la de un estado «distribuidor» sino la de un estado capturado en el que la captura se ha extendido a ciertos grupos que pretenden representar a minorías tradicionalmente excluidas, con fuertes tensiones y conflictos por la captura. El resultado es un estado inviable, disfuncional, incapaz siquiera de mantener el orden público que se ha privatizado en parte bajo la figura de una «justicia comunitaria» y en parte bajo las empresas de seguridad de la vieja oligarquía. Osea puritita descomposición como cualquier paseo por La Paz, Cochabamba o Santa Cruz te puede informar.

    David de Ugarte

    2012/02/14 at 12:21

    • Ya me parecía a mi que estaba haciendo un discurso sesgado. No sabía que era hasta el punto de pintarlo como lo contrario de lo que es. Lo cierto es que intuía algo encubierto pero al desconocer la realidad boliviana… de hecho en principio iba a finalizar esta rápida entrada con preguntas a ver si alguien me aclaraba un poco. A mi a lo que me sonaban sus palabras es a que el Estado había reaccionado pero no sabía que era hasta ese punto. Muchas gracias por comentar y tu información David. Qué de buena mano suena lo que comentas🙂 Ojalá pudiera dar un paseo por allí.

      Un saludo😀

      Juan

      2012/02/14 at 14:05


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: