Infraleves

Los inter-nacionales Estados

Comienzo con una cita del libro “La globalización: consecuencias humanas” de Zygmunt Bauman, para después finalizar con una breve reflexión:

Parece que el Estado nacional se erosiona, o acaso se extingue. Las fuerzas que lo erosionan son transnacionales. Puesto que los Estados nacionales son el único marco existente para los balances contables y las únicas fuentes efectivas de iniciativa política, la “transnacionalidad” de las fuerzas que los erosionan los excluye del terreno de la acción deliberada, resuelta, potencialmente racional. Tal como sucede con todos los factores que suprimen esa acción, esas fuerzas con sus formas y acciones están protegidas por la bruma del misterio; son objeto de conjeturas más que de análisis fiables.

Por todo esto, el proceso de “extinción” de los Estados nacionales que está en curso se encuentra rodeado por una aureola de catástrofe natural. No se comprenden sus causas; aunque se las conoce, no se pueden prever con exactitud, y aunque se les prevea, de ninguna manera se pueden impedir. Esta sensación de desasosiego, reacción ante una situación carente de palancas de control a la vista, choca contra lo que estábamos habituados durante la era moderna. Nos habituamos a la idea de que el orden equivale a “ejercer el control”.

Más bien, el Estado nacional se habituó a la idea de que el orden equivale a ejercer el control. Las fuerzas erosionadoras transnacionales antes mencionadas, se dan gracias la revolución tecnológica (Internet) y la globalización. Por lo tanto, los Estados nacionales para frenar su erosión y eludir su extinción, el objetivo que se han marcado es, mantener/crear el orden y ejercer el control. Es por eso que, para llevar a cabo su objetivo, se están viendo en la obligación de actuar sobre Internet y la globalización.

La globalización la han interpretado a su medida, conforme a su objetivo (los Estados nacionales y con ellos las multinacionales), lo que denomina Thomas Friedman, globalización 1.0 y 2.0, que es la que satisface sus pretensiones, siendo la globalización 3.0 no tan de su agrado. La definición de globalización 3.0, no incluye el Estado nacional, lo territorial, ni lo internacional como actores principales. En cambio tiene más que ver con lo transnacional y los individuos, que colaboran entre sí, pudiendo competir a escala global. Son los individuos los protagonistas y la colaboración entre los mismos (demos, comunidades, filés), extendiéndose aún más por tanto las interconexiones ya que, ni lo nacional, ni la territorialidad les limitan (en tan gran medida). Son los individuos parte y frontera. La no conexión es la frontera que en cualquier momento puede desaparecer, dando lugar a nuevas colaboraciones y conexiones. Ésta globalización, para los Estados nacionales es una amenaza, escapa a su control, es el desorden visto desde el prisma de lo nacional y por lo tanto, lo que ansían es una globalización Internacional para seguir manteniendo control y un orden, en definitiva, lo nacional. Se ha llegado a un punto en que (parafraseando a David de Ugarte) “lo internacional sostiene lo nacional”. Paradójicamente, lo internacional es la gran esperanza del Estado nacional.

Internet, como se está viendo en la actualidad, en opinión de los Estados nacionales debe ser entendido según sus pretensiones, al igual que la globalización, para evitar la ausencia de lo que ellos entienden por orden. Para lograrlo, son necesarias nuevas legislaciones, como las que están dándose en diversos países relacionadas con Internet y la propiedad intelectual. Consiguen de esta forma contentar los intereses de los autores y las multinacionales que presionan e influyen sobre los Estados y, a la vez, establecer un mayor control sobre Internet.

Resumiendo, lo que los Estados persiguen es internacionalizar el control, moldeando Internet y la globalización para mantener “el orden” y, así evitar la extinción de lo nacional. Sin tener en cuenta realmente que posiblemente estén yendo a contracorriente, dejando de atender las necesidades reales de la ciudadanía.

Written by Juan

2010/02/23 a 12:10

Publicado en maxi-posts

13 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me parece muy acertada la idea central de que para el Estado el orden equivale a ejercer el control, y me ha recordado a la «lógica disciplinante del Estado» que Versvs cita de su libro La sociedad de control en su artículo sobre el aplastamiento del botellón. Es como si el Estado fuera un organismo que sufre algún tipo de transtorno obsesivo-compulsivo con organizar todo bajo su manto, como una especie de control freak institucionalizado.😀

    Ivan

    2010/02/24 at 18:16

    • Gracias por comentar Ivan. Jaja que bueno lo de control freak institucionalizado! No había leído el artículo que comentas (ahora ya sí) de Versvs (y su libro lo tengo pendiente, mal mal). Me ha resultado muy interesante la lectura, lo que explica sobre los ZTA y MTA, y los ejemplos del botellón y p2p. Se ve claramente en el artículo el mecanismo del que se sirve el Estado. Es relevante el papel de los medios de comunicación porque mediante ellos, el Estado logra posicionar de su lado a los que desconocen el MTA (la mayoría), y así crear la sensación artificial de que es la sociedad quien demanda actuación al Estado sobre el MTA.

      Juan Rico

      2010/02/24 at 23:59

  2. […] (memorable el del protagonista sobre la pròpia televisió o el del capitost de la cadena sobre els negocis i els estats) que descansen sobre unes interpretacions insuperables. Una peŀli realment profètica per a quan […]

  3. […] estable per a no descarrilar d’un món que es mou cada volta a major velocitat. Així, els estats es recolzen en xarxes internacionals elitistes i prefereixen veure els altres com a «socis globals i estratègics» sense exercir la […]

  4. […] para no descarrilar de un mundo que se mueve cada vez a mayor velocidad. Así, los estados se apoyan en redes internacionales elitistas y prefieren ver a los otros como «socios globales y estratégicos» sin […]

    Anónimo

    2010/03/08 at 3:01

  5. […] estable para no descarrilar de un mundo que se mueve cada vez a mayor velocidad. Así, los estados se apoyan en redes internacionales elitistas y prefieren ver a los otros como «socios globales y estratégicos» sin ejercer la menor […]

  6. […] social, himnes i banderes. Les organitzacions internacionals que els propis estats han creat per a sobreviure continuen estant per sobre de les lleis locals però no només compten amb influència, sinó […]

  7. […] social, himnos y banderas. Las organizaciones internacionales que los propios estados han creado para sobrevivir continúan estando por encima de las leyes locales pero no sólo cuentan con influencia, sino […]

  8. […] estats es tornen cada volta més invasius amb els seus ciutadans i s’organitzen entre ells per a perpetuar‐se, Internet permet el desenvolupament de comunitats reals d’incorporació voluntària que deliberen […]

  9. […] los estados se vuelven cada vez más invasivos con sus ciudadanos y se organizan entre ellos para perpetuarse, Internet permite el desarrollo de comunidades reales de incorporación voluntaria que deliberan en […]

  10. […] estable para no descarrilar de un mundo que se mueve cada vez a mayor velocidad. Así, los estados se apoyan en redes internacionales elitistas y prefieren ver a los otros como «socios globales y estratégicos» sin ejercer la menor […]

  11. […] los estados se vuelven cada vez más invasivos con sus ciudadanos y se organizan entre ellos para perpetuarse, Internet permite el desarrollo de comunidades reales de incorporación voluntaria que deliberan en […]

  12. Hola Juan Rico,

    Una vez más, excelente. Te felicito por la agudeza y visión, además de la selección objetiva de enlaces en especial el de los Indianos que por cierto conocí en el primer congreso que celebraron en Madrid en Marzo del año 2009 en dónde se empezaba a gestar la nube ;)))))))

    Mi amigo del alma Miguel, que se fue de viaje a un lugar desconocido, del que nadie regresa, decía que todo encuentro es una cita. Así me atrevo a decirte, al igual que me sucediera con mi amigo Miguel, que me alegra habernos encontrado y que auguro una muy larga y sincera amistad.

    Un Gran abrazo,
    Juan Bernardo montejb


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: