Infraleves

Evolución: despedida-apertura

Pues sí, después de 3 años y algo más, este blog se despide de wp.com para dar la bienvenida a entramado.net (en construcción), en concreto, el primer saludo desde Artisan, mi nuevo rincón bloguero.

El cambio vino propiciado por un comentario de Ester que puso los mimbre(a)s para que, posteriormente, David nos sugiriera la idea de contratar hosting con Ponlenombre, a Laura, Pablo y a mi. Laura encontró acomodo en Somos Reding, y Pablo y yo nos dirigimos a quienes creíamos podría interesar. Hubo pleno con las 4 personas a las que se lo propusimos: Alex, Carlos, Odín y Pablo Mata.

http://artisan.entramado.net

Con el hosting, y la migración efectuada, no quería publicar nada más en wp.com que no fuera el aviso del traslado, y aquí está (cierro comentarios en este post de infraleves, os espero por Artisan). ¡Avisados estáis! También he traído hasta Artisan, algunas entradas que tenía en otro blog y que, a partir de ahora, formarán de este nuevo rincón aglutinador de mi recorrido bloguero, iniciado en febrero de 2008. En la nueva piel, no solo cambia el nombre de Infraleves a Artisan, sino también la autonomía y libertad que supone wp.org. El cambio de nombre viene porque, infraleves nació para presentar entradas breves, micro-posts sobre todo y, no van a ir ahora por ahí los tiros. Sí verán la luz posts breves, pero no como opción predominante.

Además del cambio de estructura, con los famosos plugins y otras instalaciones, esperamos los que estamos en entramado.net, poder mejorar nuestra experiencia en Internet.

De momento, el theme no es definitivo, estoy tratando que el futurible que deseo activar para artisan funcione y no muestre una desoladora página en blanco al previsualizar. Mientras tanto, este será el disfraz provisional. Vamos que se ha juntado evitar publicar más en wp.com con la tardanza en las modificaciones del theme y no he podido contener las ganas de cambiar y empezar la nueva andanza.

Tengo casi preparados 2 posts, que voy a publicar a cuenta gotas, uno cada dos días, por la mañana, empezando por éste próximo jueves. Que no se diga del ímpetu inicial…

Para el que esté suscrito a este blog, le sugiero encarecidamente, el siguiente enlace (también para el que no lo esté, claro):

Ni es un adiós, ni tampoco un hasta luego, ni siquiera un “hola, mundo”, es seguir evolucionando y con muchas ganas por esta nueva etapa.

Written by Juan

2013/05/21 at 9:47

Publicado en maxi-posts, personal

Tagged with ,

Hackear la agenda pública

En una escala de ‘0 a 10’, la radio aparece en cabeza como el medio de comunicación más fiable, con 5,85 puntos frente a la prensa escrita y a aquellos periódicos editados en papel o Internet (5,59 puntos de media). A continuación se sitúa la prensa únicamente digital (5,53 puntos), la televisión (5,33), blogs (4,65) y redes sociales (4,56).

Son datos que arroja el último barómetro del CIS (.pdf). La catalogación «únicamente digital» supone una pérdida de credibilidad del medio de comunicación para el “ciudadano español”. Llama la atención que los blogs, tan sólo superen a las redes sociales, porque los primeros suponen la voz de los que conforman la blogesfera, los consumidores de información que devoran, opinan y generan contenido. Actualizar un blog supone a la larga, buscar nuevas fuentes, beber poco a poco de otros entornos más próximos a nosotros como pares, implica una búsqueda de información, no tan solo conformarse con el plato a mesa puesta que supone la agenda pública. Ser, en definitiva, autodidactas de nuestro futuro aprendizaje y conocimiento a adquirir, propiciando conversaciones y diálogos.

Por tanto, debemos incitar a nuestros allegados a escribir en blogs y facilitar su acceso con las herramientas adecuadas, para así conseguir un desligamiento más generalizado de los medios tradicionales, que son centralizados o descentralizados. De esta forma seremos un nodo que potencie la blogesfera, que es distribuida, además de permitir mostrarnos realmente, a diferencia de lo que supone nuestra representación como perfil en una red social.

Como advertencina antes del párrafo final, destacar que aún siendo dueños de una bitácora con asiduas actualizaciones, hay que tener en cuenta para evitar tomar por norma, el camino contrario al que un blog nos ofrece potencialmente, como resume Ester de la siguiente forma:

Actualmente, los blogs se usan para posicionarse, como si se tratara de un servicio de red social centralizado más para el que hay que fabricar contenido. Es decir, no usan el blog ni construyen una conversación en la blogosfera: usan el índice de Google y, consecuentemente, escriben para el robot que lo indexa, no para las personas con las que quieren contactar. Incluso en el caso de que el blog no empezara así, poco a poco, las estadísticas, rankings y ‘tuiteos’ hacen que el foco se ponga en el “peso” de nuestra reputación y no en con quién hemos conseguido hablar y para qué. Ahora entiendo mejor las críticas al 2.0.

Tejer relaciones con pares, ir en busca de información distinta a la de los medios tradicionales, vertebrar un rincón de la blogesfera para, utilizar Internet en pro de nuestra autonomía. Un blog que nos hará ser un nodo de la blogesfera, un blog para hackear la agenda pública y alcanzar para compartir, información a gusto del consumidor/creador, que lleve a recorrer caminos informacionales que encajen perfectamente en las genuinas aristas de cada uno, modelando una agenda pública propia y única para cada blogger, que variará continuamente.

Written by Juan

2013/04/19 at 9:42

Hackers, espías, KGB… ¿hackers?

23hackers23 y KGB, computer and me, son una película y un documental respectivamente, que he tenido el gusto de visionar en el pc este fin de semana pasado. La primera me ha generado una sensación repetida de dejà vu, pero no tengo claro si la he visto antes realmente. La segunda, KGB, the computer and me, no, seguro que no.

23 arranca con una protesta por las plantas nucleares en Bradford y sigue con lo que realmente ocupa la historia, que no es otra que la de dos jóvenes amigos hackers alemanes. Una nube de etiquetas del primer tramo de la película sería: Illuminati, submarinos, First Universal Cybernetic Kinetic Ultra-micro Programable, BBS, Chaos Cumpeter Club, tekis, P2P, ética hacker y, finalmente, Commodore. Aquí empieza realmente la película, cuando los pcs se tornan los protagonistas y las fronteras no son tales, al igual que las distancias.

El problema para estos jóvenes es el viraje que ellos toman de lo que era un reto divertido y motivador, que inicialmente representa para Karl y David, parte de la esencia de la ética hacker, para terminar convirtiéndose ellos mismos y su trabajo por cuenta ajena, en un eslabón más del Estado, de la descomposición y así acaban, como si fuera una metáfora de lo que ahora estamos viviendo.

Se habla, también, al inicio de la libertad y el poder:

EL conocimiento es poder. La información correcta es dinero, la incorrecta, pobreza. La información quiere ser libre. La información requiere democracia. Las redes deben abrirse.

Si asumimos estas frases en conjunto, vemos que no casan con el resumen de la historia de ambos jóvenes que juegan a ser espías, traicionando lo que les motivo a explorar con sus computadoras, banalizando la información y entregándosela a una sección particular del establishment, robándosela a otros del mismo pedrigrí Estatal. Karl y David pasan a aprender/trabajar sólo por dinero, dejando de disfrutar y estar motivados al ser unos asalariados del sistema y de paso, se suman al campo de juego del capitalismo actual, además de fulminar su amistad, eliminando la comunidad que formaban y lo que les unía, e incluso finalmente acabar con su vida.

Por otra parte, KGB, the computer and me, muestra el otro lado, el lado que es pintado como el que las personas debemos creer, diciéndonos a quien etiquetar como víctima. Una víctima que, en la película, se personaliza en una vulneración de la seguridad informática y robo de información que lleva a un trabajador, iniciar su particular búsqueda del delincuente. El documental nos presenta sus investigaciones y hallazgos y pretende ser didáctico sobre estos temas explicándonos algunos puntos mediante esquemas. Finalmente, como en cualquier película en la que el héroe del anglomundo salva a la víctima, el protagonista del documental finaliza su búsqueda satisfactoriamente.

Esta presentación distorsionada y manipulada de los «hackers», no es sólo propia de la película, sino que es una visión de los «hackers» que la máquina de destruir significados se ha encargado de voltear y dar la forma que pretendía. Desde el primer «hacker», pasando por los años ochenta y hasta la actualidad, los encargados de generar opinión y significados, han otorgado unos adjetivos a la palabra «hacker» que ha provocado que para muchos esté desvirtuada y falsificada. Es universalismo en estado puro para invisibilizar o situar como enemigos a los «hackers», creando una versión artificial para lo imaginado. No es conversión arbitraria la que se hace de la ética hacker, puesto que lo que la define realmente, su expansión bebiendo de otras muchas fuentes, supondría empoderar a las «personas» con nombres y apellidos para disfrutar de una vida feliz.

Written by Juan

2013/04/10 at 9:29

Modo de Producción P2P #5

Esta va a ser la última recopilación de enlaces… hasta que traslade el blog a hosting propio. Esto de juntar enlaces, ha dado lugar gracias a un comentario de David, a tener sobre la mesa la idea de cambiar y decirle adiós a wordpress.com. En principio, Pablo será compañero en esto de huir hacia una estructura que dependa más de nosotros, junto con alguien más seguramente (esperemos), y cuando lo tengamos claro se lo comentaremos a Manuel.  En principio, nos gustaría implementar Scuttle, como en Las Indias, (salvando las distancias), o tomando la oferta que nos hizo David, de poder utilizar el de Las Indias para generar entradas a través de un plug-in. Mientras llega ese día, os dejo con esta selección que espero sea de vuestro agrado.

Aprendizaje y Universidad: eventos, claves y reflexiones

Bienes comunes, colaboración, trabajo en red, abundancia y software/hardware libre como base del cambio

Economía, sociedad, actualidad e historia

Formas presentes y futuras del modo de producción P2P

Procomún: entornos y arquitectura

Written by Juan

2013/04/06 at 9:30

Didicare Indianus, didicare Medicitas

Marsos meridiem ego dedicat indianus. Vesperem, in Lucentum, ego coniterit femamicum ad germinarium ab Famolus Medicitas. Femdoctator locuit pro seus laborum et verbit tri exprimos quod ego non adguardita: laborum in retum, resiliitas et interfaratio.

Se explicit quod se intentit laborare secoordando manos ex sanicorium. Se incidit in quod se temat meliorare interactio pro retum fortiare. Se credat quod si se hic li consequarat retum estunt plus resilus. Post germinarium ab femdoctator, medicatores iuventus locuit pro seus unus passos. Finem, auditarium possit farare questionos.

Utqui seminorium finit, femamicum et ego iterit ad noctem cenum.

Bonem dium estit.

PS: adguardando directitum

Written by Juan

2013/04/05 at 10:36

Zonas Temporalmente Autónomas. ¿Nos vamos a Croatán?

Zonas Temporalmente Autónomas es un ensayo escrito por Hakim Bey en 1990, que nos habla sobre sobre lo que él entiende por ZTA, sobre cómo la ciudadanía interpreta y enfrenta al Estado, además de las respuestas que se han dado por parte de los habitantes de un país o región ante el Estado de control. Bey no expone desde punto de vista universalista, todo lo contrario, nos presenta una visión antagónica a ésta, en la que él mismo distingue para diferenciar, revolución y revuelta.

La revolución está abocada al fracaso como acción contraria al Estado y lucha contra su estructura, al ser un “ataque” directo, que pretende ser permanente, dentro de lo esperado por el Estado, exagerando, siendo una anomalía prevista por el Estado que en absoluto supone una amaneza con la adecuada mirada. Es más, todo lo contrario, hasta está instaurada la revolución en la cosmovisión de la ciudadanía en su mayoría como la manera de luchar contra el Estado, se presenta de forma general cómo la única forma de oponerse al Estado, hecho que encubre una cruda realidad, y es que su final, so objetivo, es acabar siendo aquello contra lo que lucha.

La revuelta es lo que sitúa Bey próximo a las ZTAs y, por tanto, como contrapunto a la revolución. Debido a lo cual, no es extraño que Bey a la hora de explicar qué es una ZTA, exprese que es como una revuelta que no está adherida al Estado, una guerrilla que hace suya un espacio de tiempo y de territorio y, antes de volverse permanente deja de existir no dando lugar a que el Estado la reduzca. Ser permanente como el Estado supone no ser autónomo, no ser libre, y es lo que no trae consigo una ZTA.

El infraleve, título de este blog, en términos de permanencia y levedad, sea al arte lo que la ZTA como conflicto, de las personas con respecto al control del Estado y, se describe mejor a través de ejemplos. Por ello, en el zénit del ensayo, Bey utiliza utiliza ejemplos históricos cuando nos habla sobre Fiume o Croatán, o sobre piratas, corsarios, otorgando un conocimiento histórico que escapa de lo que a nuestras manos suele llegar. Durante estos relatos hace hincapié en la vuelta hacia los orígenes, hacia lo primitivo seguramente, por la importancia que otorga a la necesidad de interactuación en persona para alcanzar autonomía, libertad, para conformar en algún momento una ZTA.

Bey ya otorga un papel importante en nuestras vidas a Internet, siendo sorprendente por la fecha de su publicación, 1990, y sitúa a Internet como posible futuro facilitador de ZTAs pero que, en su opinión, sin el cara a cara, el trato personal, nunca podrían llegar a ser una ZTA, detalle con el que se puede estar más o menos de acuerdo.

Para Bey, una ZTA debe implicar todos los sentidos, de ahí de la necesidad del cara a cara, presupone un lugar físico, y también es a su vez un momento descontrolado que conforma en una auto-coordinación espontánea, una táctica consciente radical de desaparición inmediata evitando establecer cualquier “contacto” con el Estado. A colación del “cara a cara”, el grupo de humanos que pone en común sus esfuerzos para realizar sus deseos, encontramos que Bey también describe la ZTA en un marco de “festividad”, al hablar sobre la revuelta como una saturnal arrancada o forzada a desvanecerse que quedará libre para estallar en otro lugar o momento. Siguiendo con el parafraseo a este respecto:

Liberada de tiempo y lugar, posee no obstante un olfato propio para el desencadenarse de los acontecimientos, y una afinidad con el genius loci; la ciencia de la psicotopología reconoce “flujos de fuerza” y “centros de poder” para utilizar metáforas ocultistas en los que se puede localizar estacionalmente una ZTA, o al menos ayudar a definir su relación con un momento y una localización.

Quedaba en cincel una palabra que el mismo Bey catalogó, que no es otra que psicotopología, que ahora acaba de hacer acto de presencia pero está presente durante todo el ensayo al aparecer en los inicios. Es relevante que así sea, porque dota de mayor sentido a su descripción de las ZTAs, siendo éstas existentes única y exclusivamente gracias a las personas ya que, sólo gracias a la mente humana, se puede lograr una interpretación del territorio a escala 1:1, alcance al que no tiene posibilidad un mapa. Enlazando, desde la perspectiva del Estado, éste se rige por el territorio marcado en los mapas y a través del cual la construcción de lo imaginado se genera pero, la mente humana traza con mayor exactitud y puede/busca encontrar lo real y, de ahí, la importancia de esta psicotopología.

Además, lo que supone la territorialidad y el control del Estado, lo vislumbramos como posible dirección en nuestros días, y también lo atisbaba Bey, comentando ciertos aspectos sobre el trabajo y la familia nuclear enfrentados a la idea que el Estado tiene del factor trabajo, es decir, de como se considera “universalistamente” la organización de las personas con respecto a la familia nuclear y el trabajo:

Si la familia nuclear tiene su origen en la escasez y se resuelve en miseria, la banda resulta de la abundancia y es pródiga. La familia es cerrada, por lo genético, por la posesión machista de la mujer y los niños, por la jerárquica totalización de la sociedad agrícola/industrial. La banda en cambio es abierta, no a todos, por supuesto, pero sí a todo el grupo de los afines: los iniciados se comprometen por lazos de amor. La banda no es parte ninguna jerárquica superior, sino parte de un modelo horizontal de relaciones, lazos de sangre extendidos, contratos y alianzas, afinidades espirituales.

Ciertas rupturas en la estructura del Trabajo tienen su resonancia en la “estabilidad” arruinada de la unidad hogar y la unidad familia. Las bandas de cada cual incluyen ahora amigos, esposas y amantes, la gente se reúne en trabajos o seminarios, por grupos de afinidad, en redes de intereses especializados. La familia nuclear se convierte cada vez más en una trampa, en un desagüe cultural, en una secreta y neurótica implosión de átomos estallados y la contraestrategia obvia que inmediatamente emerge desde el mismo inconsciente pasa por el redescubrimiento de la a la vez más arcaica y postindustrial posibilidad de banda.

El rechazo al trabajo puede tomar las formas del absentismo, la ebriedad en el empleo, el sabotaje y la pura desidia, pero igualmente puede dar lugar a nuevos modos de rebeldía: más autoempleo, participación en la economía sumergida y el “lavoro nero”, fraude fiscal y otras opciones criminales, cultivo de maría, etc.; actividades todas ellas más o menos “invisibles” en comparación con las tácticas izquierdistas de confrontación tradicionales como la huelga general.

Como expusieron David y Javier en distintas entradas hace unas semanas, el fin del trabajo, el fin de la familia con la forma que hoy la entendemos y el fin del territorio, están próximos ante un mundo en descomposición. Se tambalean las instituciones, lo que entendemos por democracia, el sistema económico predominante, y por tanto estos ejes que articulan el Estado y que ejercen control también a través de lo que supone el trabajo en la vida de las personas, provoca que éstos últimos también se tambaleen y cambien. Otra forma familiar, relacionada con otra forma de trabajo, que como atisbaba Bey, el autoempleo y, bajo el contexto actual se puede hablar de empresas comunitarias y empresas familiares, siempre y cuando con el promocomún esté presente y se posea la “valentía” necesaria para trabajar y vivir de la forma en la que no educa el Estado.

Lo que comentamos, contrapuesto con los grupos de afinidad, redes de intereses, bandas de los que escribe Bey, podría compararse y ser una visión similar a la que en la actualidad subyace en forma de grupos de personas que se unen, pares, ya sea como grupo sin mayor afán de debate por afinidad o aunando además lo que comentábamos en el párrafo anterior, emprendizaje, conformando empresas comunitarias.

Pero, Bey presupone la ZTA digamos como una suerte de momento, lugar, y personas que pasan fugazmente para volver a ocurrir en cualquier otro momento, lugar y mismas u otras personas y así sucesivamente, y hablando siempre de la brevedad del presente, descripción incompatible con comunidades reales, empresas comunitarias. Estás se fundamentan en la plurarquía, la democracia económica, la lógica de la abundancia, la no necesidad de territorio, que quizá Bey no contemplaba, pero sí visionaba ya por aquel entonces. Sin ponerle nombre, Bey distingue la escasez que suponía la organización de las personas a través del trabajo en 1990 y la vida familiar y de como el Estado pretendía el control a través del territorio que, a su vez, esta visión le llevaría en parte a su argumentación de las ZTAs y el futuro próximo. A esto cabría añadir:

Bey les dota necesariamente de territorialidad (ZTAs), a diferencia del sionismo digital que defiende que sólo es posible la autonomía -es decir, la no mediación- precisamente por la aparición de una lógica de la abundancia producto de la desterritorialización y la virtualización máxima de los entornos sociales de relación.

Quiza la vuelta de tuerca sería aunar la no necesidad de desterritorialización con la necesidad de territorialidad para alcanzar autonomía, al situar como base a las personas y siendo estas las que marcan, en función de la comunidad que conforman, la necesidad o no de territorialidad para hablar autonomía y libertad. Pares que se reúnen virtualmente para conversar, jugar a juegos online (limitaciones del sionismo digital), no necesitan el mismo “cara a cara” y por tanto territorialidad que, por ejemplo, personas que por afinidad, intereses y pretensiones, quieren emprender y convertir dicha comunidad en empresa comunitaria, por ejemplo. En referencia a este último caso, es cuando nos veríamos obligados a introducir en este comentario, el neovenecianismo. Con economía, las identidades de las comunidades (nodos) dejan de pertenecer a entornos imaginarios tradicionales del ámbito de la nación, con lo que se consigue la estabilidad que necesita la plurarquía para crecer, pasando a ser por ende, autónomos y libres, superando así la identidad nacional para ser transnacionales.

Written by Juan

2013/03/18 at 10:07

Modo de Producción P2P #4

He cometido el error de no ir añadiendo los enlaces y hacerlo todo de golpe, y ha resultado ser un tanto tedioso, aunque extrañamente no me cueste en exceso. De todas formas, he de encontrar un sistema que me ponga más fácil esto de agrupar información relacionada con forma de hipervínculos. Bueno, basta de quejas, ahí va la remesa Modo de Producción P2P #4:

Aprendizaje y Universidad: eventos, claves y reflexiones

Bienes comunes, colaboración, trabajo en red, abundancia y software/hardware libre como base del cambio

Economía, sociedad, actualidad e historia

Formas presentes y futuras del modo de producción P2P

Procomún: entornos y arquitectura

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.